Aventuras de inversión en mercados emergentes

La transformación de los viajes en los mercados emergentes

Este artículo también está disponible en: Inglés, Chino simplificado, Francés, Alemán, Italiano, Polaco

Hace poco escribí un blog acerca de las oportunidades de ocio y entretenimiento en los mercados emergentes en el que se incluía la industria del turismo. En vista de la mejora de las infraestructuras y del aumento de los vuelos disponibles a precios razonables, más turistas han tenido la posibilidad de descubrir lugares exóticos que hasta entonces solo conocían a través de publicaciones y de la televisión. Además, los turistas no proceden únicamente de los mercados desarrollados, sino que muchas personas que viven en mercados emergentes disponen también de ingresos discrecionales para disfrutar de viajes de ocio.

Viajar a los mercados emergentes y dentro de estos resulta ahora mucho más fácil y rápido que nunca, y algunos lugares incluso hacen la competencia o superan a los mercados desarrollados con sus excelentes aeropuertos y estaciones de tren. Cuando empecé a realizar trabajos de investigación hace más de 40 años, en muchos países en desarrollo los viajes en avión simplemente no existían. Había pocos aeropuertos y muchas menos aerolíneas. Por otra parte, los aviones eran menos eficientes y no podían cubrir las distancias que ofrecen hoy en día.

Las infraestructuras terrestres eran igualmente deficientes, con carreteras malas y trenes limitados o inexistentes. El viaje de investigación que hice por aquel entonces a Indonesia constituye un claro ejemplo de lo difícil que era desplazarse de un lugar a otro. Mi objetivo era estudiar la fabricación de jabón allí, por lo que debía cubrir todo el país, desde el norte de Sumatra hasta la punta meridional de Bali. Había pocos vuelos directos y los viajes se hacían en aviones pequeños, autobuses, taxis, ferris, motos e incluso bicicletas. En muchas ocasiones, el viaje resultaba extenuante incluso antes de empezar a trabajar.

Partí de Medan y me desplacé a Palembang y otras zonas de Indonesia para visitar las fábricas de jabón, a menudo por caminos de tierra llenos de baches. No había muchos hoteles tal y como los conocemos hoy en día, así que me hospedaba en pensiones indonesias tradicionales (denominadas losmen), establecimientos pequeños generalmente del tamaño de una casa particular.

Al llegar a Bali, me di cuenta de que mi pasaporte seguía en el losmen de Surabaya. En aquella época, era habitual que el personal del losmen o del hotel se quedase con el pasaporte del huésped hasta su partida. En este caso, se habían olvidado de devolvérmelo. Y yo, con las prisas por llegar a mi siguiente destino, también había olvidado pedírselo al realizar el registro de salida.

La pérdida del pasaporte podría haber sido un problema grave pero, afortunadamente, gracias a la gran amabilidad y hospitalidad de los indonesios, me lo devolvieron de manera rápida y segura. La policía de Bali tuvo la amabilidad de ayudarme a llamar al losmen de Surabaya y me remitieron el pasaporte a Bali en el siguiente autobús. Me vi obligado a retrasar mi viaje un día para esperar su llegada, pero estaba muy agradecido por recuperarlo, ya que sin él no hubiera podido continuar.

Hoy en día, cada vez más visitantes procedentes de todo el mundo tienen la posibilidad de disfrutar de los innumerables atractivos de Indonesia y de desplazarse por todo el país con mayor facilidad de la que yo tuve en aquel viaje. El Gobierno ha dado prioridad al turismo y parece que esto está dando sus frutos, ya que Indonesia saltó del 70.º puesto en 2013 al 50.º puesto en 2015 en el informe «Travel & Tourism Competitiveness Report» del Foro Económico Mundial.[1] Pese a que hacen falta más inversiones en infraestructura en Indonesia, los viajes en avión han crecido mucho. Actualmente puedo visitar varias empresas indonesias en un mismo día y utilizar mi propio teléfono móvil para pedir ayuda o realizar gestiones en la mayoría de las zonas del país.

El turismo constituye un ámbito relevante para Indonesia y para muchos otros países de la Asociación de Naciones del Sudéste Asiático (ASEAN).[2] Por ejemplo, los viajes y el turismo representaban, de forma directa o indirecta, cerca del 30% del producto interior bruto (PIB) de Camboya y más del 20% del PIB de Tailandia en 2015.[3]

Cabe destacar que los economistas han concluido que el turismo tiene una gran repercusión en buena parte de la población a través de lo que denominan «efecto multiplicador». Es decir, los dólares de los turistas llegan directamente a las partes de la economía correspondientes a la venta al por menor y la hostelería, donde trabajan muchas personas de los grupos de ingresos medios y bajos.

Una gran cantidad de turistas chinos se están aventurando a salir de sus fronteras y constituyen una parte clave del crecimiento del turismo en Asia y en otras regiones del mundo. En el año 2000, cerca de 10 millones de turistas chinos visitaron países de la ASEAN, pero en 2015 la cifra ya ascendía a 78 millones.[4] Los destinos de la ASEAN en conjunto representaron el 21% de los viajes al extranjero de los visitantes chinos en 2015.[5] En este contexto, merece la pena analizar determinados avances y tendencias en materia de viajes y ocio en China.

 Viajes dentro o fuera de China

El crecimiento de la industria del turismo en China es bastante notable. Durante las vacaciones del Día Nacional (también conocidas como la «Semana de Oro»), en octubre de 2016, tuvieron lugar más de 590 millones de desplazamientos nacionales en China, casi un 13% más que en el mismo periodo en 2015.[6] El gasto turístico total ascendió a 421 000 millones de RMB, un aumento del 14% respecto al año anterior, y los chinos gastaron también una cantidad récord de dinero en compras y alimentos durante la semana de vacaciones. Sin embargo, los chinos no están viajando solo a nivel nacional durante sus vacaciones. El año pasado Marruecos fue un destino clave para los turistas chinos durante la Semana de Oro y, en el Año Nuevo Lunar de este año, los turistas chinos visitaron otros países asiáticos, además de Europa y América del Norte.

Desde 2004, China ha registrado un crecimiento de dos dígitos del gasto cada año, a la cabeza de los viajes al extranjero a nivel mundial.[7]

Viaje en tren en China)
Viaje en tren en China)

Hace algunas décadas, los viajes de ocio eran impensables para la mayoría de los ciudadanos chinos. Hoy en día, muchos consumidores chinos cuentan con una mayor renta disponible para viajes y ocio. En el año 2001, solo un 3% de la población china se incluía en la categoría de ingresos medios, pero, en 2011, la cifra ascendía a un 18% de la población.[8] En términos absolutos, esto quiere decir que más de 200 millones de personas cruzaron el umbral de los ingresos medios.[9] A pesar de que China posee la población de clase media más grande del mundo según las cifras absolutas, esta se encuentra aún por debajo de la media mundial en términos porcentuales. No obstante, la renta per cápita disponible ha aumentado en los hogares urbanos, con una subida de un 165% de 2006 a 2015, alcanzando así los 31 195 yuanes (4551 USD).[10]

Según un informe de la Economist Intelligence Unit, se espera que, para 2030 un 35% de la población china (lo que representa alrededor de 480 millones de consumidores) se incluya en las categorías de ingresos medios altos y altos. Los consumidores

con ingresos medios altos tendrán una renta disponible de entre 67 000 y 200 000 RMB (entre 10 800 y 32 100 USD), mientras que

los consumidores con ingresos altos tendrán una renta disponible de más de 200 000 RMB (32 100 USD).[11]

Actividades de ocio en China

El desarrollo de las actividades de ocio en China está en curso, por lo que se esperan más avances en este campo. El Gobierno chino ha estipulado un aumento de los sectores de servicios como porcentaje del PIB, como parte de una iniciativa encaminada a transformar su economía hacia el crecimiento nacional frente a la fabricación orientada a la exportación.

En el sur de China, Macao ha desarrollado un gran sector de servicios basado en el juego, por lo que se conoce como «Las Vegas de China», aunque se está transformando en un centro de entretenimiento general que continúa creciendo.  Macao es una región semiautónoma situada en la costa meridional de China que fue colonia portuguesa hasta 1999. Actualmente se conoce oficialmente como Región Administrativa Especial de Macao de la República Popular China.

En un viaje a Macao que hicimos hace poco, mis compañeros y yo visitamos un balneario en el que ya habíamos estado anteriormente. En el momento de su inauguración hace unos 10 años, las instalaciones eran bastante extraordinarias, pero el mantenimiento había empeorado desde entonces y el establecimiento, antes abarrotado, solo contaba con unos cuantos visitantes en esta ocasión. Esto pone de manifiesto que cuando se construyen instalaciones la gente acude, pero el mantenimiento es fundamental. Como inversor, también demuestra la importancia de ver y evaluar una situación de primera mano. Incluso cuando algo parece prometedor, las condiciones pueden cambiar rápidamente. Es importante descubrir por qué.

Nuestros viajes a la isla Hengqin (Zhuhai) ponen de relieve las mejoras de infraestructuras que se han producido en la región durante las últimas décadas. Zhuhai se convirtió en una zona económica especial (ZEE) a finales de la década de 1970 gracias a la política gubernamental que abrió una «ventana» a Macao y al mundo exterior. Las ZEE ofrecían a los inversores extranjeros incentivos especiales, como tipos impositivos más favorables y menos trámites burocráticos. La condición de ZEE de Zhuhai suponía la recepción de un estímulo del gasto en infraestructura y fuimos testigos de muchas pruebas de ello.

Actualmente existen diversos proyectos en distintas fases de desarrollo cuyo objetivo es fomentar áreas clave de la zona y contribuir al desarrollo de la costa china en particular. Todavía se encuentra en construcción, aunque está prácticamente finalizado, el proyecto de puentes y túneles entre Hong Kong, Zhuhai y Macao, el cual mejorará la conexión de las regiones y probablemente atraerá aún más visitantes.

Durante mis viajes por China y las zonas circundantes a lo largo de los años, he visto incontables progresos, incluidas nuevas cosas que hacer y que ver. Aquellos que tengan un concepto anticuado de China se encontrarán con trenes de alta velocidad rápidos y fiables, centros comerciales espectaculares e impresionantes teatros, estadios deportivos y demás atracciones para los turistas. Todavía hacen falta muchos más avances en materia de infraestructura en China y, si su población de consumidores sigue creciendo en lo que respecta al volumen y al poder adquisitivo, sin duda habrá muchos cambios y muchas oportunidades de inversión en el futuro.

Viaje en tren en China)
Viaje en tren en China)

Los comentarios, las opiniones y los análisis de Mark Mobius tienen carácter meramente informativo, por lo que no deben interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación para invertir en un valor o adoptar cualquier estrategia de inversión. Debido a la celeridad con que pueden cambiar las condiciones económicas y de mercado, los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí son válidos solo en la fecha de su publicación y pueden variar sin previo aviso. Este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región, mercado, sector, inversión o estrategia.

 Información legal importante

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. La inversión en títulos extranjeros conlleva riesgos especiales, entre ellos el riesgo de fluctuaciones cambiarias, de inestabilidad económica y de acontecimientos políticos adversos. Las inversiones en mercados emergentes, de los cuales los mercados fronterizos constituyen un subgrupo, implican riesgos más altos relacionados con los mismos factores, aparte de los asociados a su tamaño relativamente pequeño, su menor liquidez y la falta de estructuras jurídicas, políticas, empresariales y sociales consolidadas para respaldar los mercados financieros. Debido a que estas estructuras suelen estar aún menos desarrolladas en mercados fronterizos, así como a otros factores, entre ellos el mayor potencial de sufrir una volatilidad de precios extrema, la falta de liquidez, barreras al comercio y controles de cambio, los riesgos asociados a mercados emergentes se ven acentuados en mercados fronterizos. Los precios de las acciones experimentan fluctuaciones, a veces rápidas y drásticas, debido a factores que afectan a empresas concretas, industrias o sectores específicos, o las condiciones generales de mercado.

 [1] Fuente: Foro Económico Mundial, «The Travel & Tourism Competitiveness Report 2015».

[2] Países de la Asociación de Naciones del Sudéste Asiático: Brunéi Darussalam, Camboya, Laos, Indonesia, Birmania, Singapur, Tailandia y Vietnam.

[3] Fuente: Consejo Mundial de Viajes y Turismo, «Travel & Tourism Investment in ASEAN», octubre de 2016.

[4] Ibid.

[5] Ibid.

[6] Fuente: Administración Nacional de Turismo de China, octubre de 2016.

[7] Fuente: Organización Mundial del Turismo, datos de 2015.

[8] Fuente: Pew Research Center, «A Global Middle Class is More Promise Than Reality», 8 de julio de 2015. Como se explica en este estudio, las personas que cuentan con ingresos medios viven con entre 10 y 20 dólares al día, lo que se traduce en una renta anual de entre 14 600 y 29 200 dólares para una familia de cuatro miembros.

[9] Ibid.

[10] Fuente: Oficina Nacional de Estadística de China.

[11] Fuente: Economist Intelligence Unit, «The Chinese Consumer in 2030». No hay garantía de que las estimaciones, previsiones o proyecciones vayan a cumplirse.

Manténgase actualizado/a

Reciba las actualizaciones del blog en su mail

Leave a reply

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi richiesti sono contrassegnati * Los campos obligatorios están marcados con *